Mantenimiento

Para que su piso luzca siempre como nuevo...



Proteger los muebles y las patas de las sillas con fieltro.
Colocar un felpudo o alfombra en la entrada para disminuir el ingreso de suciedad, agua, arena, etc.
En locales comerciales recomendamos la instalación de un tapete protector en la entrada.
No arrastre muebles, objetos pesados o con filo.
No aplique: Desodorantes, autobrillos, ceras, barnices, plastificadores o cualquier producto que prometa aumento de brillo. Los pisos flotantes tienen acabado semimate.
Mantenimiento seco: Con aspiradora, lampazo o escobillón.
Mantenimiento húmedo: NO BALDEAR, evite cantidades excesivas de agua. Utilice un trapo bien escurrido (puede agregar unas gotas de detergente de uso doméstico) y enjuague también con agua limpie con el trapo casi seco.
Manchas rebeldes: Consulte cuáles son los productos adecuados (no abrasivos ni derivados del petróleo) de acuerdo a la mancha.

Recuerde que los pisos flotantes pueden ser reparados, en caso de haber sufrido algún accidente o deterioro producido por caños rotos, inundaciones, remodelaciones, etc.

Importante: Una vez finalizada la instalación es recomendable que en caso de realizar trabajos de pintura o de otros gremios que tengan que trabajar en el ambiente instalado, el piso sea protegido con film o cartón corrugado. En caso de mancharse accidentalmente con pintura, no pueden limpiarse con tiner, solvente, aguarrás, soda cáustica o productos abrasivos. Al enmascarar los zócalos foliados, deberán tener especial cuidado con el pegamento de la cinta y la forma de retirarla.

Estamos a su disposición ante cualquier duda.